Pocos títulos, pero cuidados

¿Necesita el mundo otro blog de cine? Pues seguramente no. Pero aquí está de todas formas. Bienvenidos a los que quieran quedarse. Lo principal que se debe saber es que este blog incluirá pocos títulos, pero tratados con espacio y cuidado (hasta donde llegan las luces de quien escribe), y que cada entrada consta de (1) presentación (sin spoilers) de cada título, para quien quiera pensarse si verlo o no, o recordar cuál era, (2) carátula, y (3) comentario/discusión de cierta extensión (con spoilers y sin avisar), para leer después de verlo.

Se buscan y aceptan colaboradores. Más información pulsando en 'Más sobre este blog', abajo a la derecha.

domingo, 6 de febrero de 2011

Televicio 1x05 Las pérdidas de 'Perdidos'

En generaciones anteriores se decía que todo el mundo se acordaba de dónde estaba cuando mataron a Kennedy. Fue una de las veces en que la televisión se empezó a ver como pieza clave en eso que después se llamó "la aldea global". Más tarde fue la llegada del hombre a la luna, o en plan más carpetovetónico, el 23-F o el 12-1 a Malta, o el no moverse del barco de Chanquete. En fin, que cada generación tendrá sus momentos en ese respecto. Y la cosecha del 2010 en el futuro se acordará de un par de cosas relativas a la tele: dónde estaba el día de la final del Mundial de Sudáfrica (incluso aunque odie el fútbol), y del final de 'Perdidos'.


Lo del final de 'Perdidos' tiene aún más que rascar. Porque no sólo se trata de saber dónde se vio, sino cómo. ¿Estabas en Estados Unidos? ¿Te enchufaste a un feed pirata que re-retransmitiera la cadena ABC en tiempo real? ¿Te bajaste el primer archivo de 100 Mb que alguien colgó por cutre que fuera? ¿O de 350? ¿O no te molestaste en bajarlo siquiera y lo viste en streaming en un blog? ¿Te lo calzaste a lo vivo y en English, o usaste subtítulos, y eran éstos en inglés porque más o menos te apañas si lo ves escrito, o eran en español panchito? ¿Te lo viste de cualquier manera y lo antes posible, o te lo guardaste para un momento tranquilo? ¿Esperaste a que lo dieran doblado por Cuatro, y si es así, lo viste en directo y con toda la publi (en cuyo caso habrás acabado de verlo hace un par de horas), o lo grabaste? O sea, hay mucho más que contar que "en el bar con los colegas y luego a la fuente de la plaza". Dónde va a parar.

'Perdidos' ha sido pionera en unas cuantas cosas, y uno de los temas que puede haber puesto de relieve sin que nadie se haya dado mucha cuenta es que el asunto de la emisión de teleseries, por todos los problemas que parezca tener, todavía puede dar mucho zumo si se sabe exprimir bien. Cuando los responsables de la serie estuvieron en Italia para presentar la quinta temporada, se encontraron con que el público les hacía preguntas sobre la sexta, demostrando un conocimiento que oficialmente no deberían tener aún. "¿Pero cómo sabéis eso o lo otro si aún no se ha dado aquí?", preguntaban los productores, obviamente sabiendo la respuesta de antemano, entre las risas, ni siquiera disimuladas, del auditorio. Y ahí está el asunto: 'Perdidos' puso de relieve que hay un mercado, extranjero desde el punto de vista de las productoras norteamericanas, donde están perdiendo grandes oportunidades. Quien se haya visto los capítulos a través de internet muy probablemente no vuelva a verlos cuando la serie se emita oficialmente por la cadena extranjera que adquirió los derechos. Estó llevará a una menor audiencia, y por lo tanto a unos menores ingresos por publicidad, y por lo tanto a que la serie en cuestión sea cambiada de lugar (hora, día o incluso canal) o directamente no se termine de emitir. Lo cual a su vez llevará a que el público interesado en seguir series use cada vez más internet para ver otras propuestas, desconfiando de unos canales de televisión que pueden dejarte en interruptus.

La televisión en abierto tiene una gran ventaja sobre el cine a la hora de enfrentarse a la piratería, y es que como no obliga a pasar por taquilla para ver el producto, puede valerse de la publicidad para generar beneficios. Según esta investigación universitaria, hay gente que está ganando entre 300 y 4000 dólares diarios manteniendo páginas web de descargas ilegales. Obviamente, si quien se las descarga no paga por hacerlo, ¿de dónde sale ese dinero? De publicidad. La publicidad va adonde vaya la gente, y si la gente va a una página ilegal, la publicidad irá allí también.

Lógicamente, también irá, y con más dinero aún, adonde se emitan contenidos legales, así que la pregunta es: ¿por qué no está ocurriendo esto? ¿Por qué no se hacen esfuerzos para que una serie con tirón en un país extranjero se vea el mismo día, o como muy tarde la misma semana en que sale en Estados Unidos? El fenómeno de 'Perdidos' ha demostrado que la gente apreciaría algo así. Cuando llegó el final de la serie, no todo el mundo se lo bajó como un poseso, sino que muchos se quisieron dar el gusto de buscar el momento y las condiciones adecuadas para verlo, como quien ve su película favorita. Así, hay mucho público que en vez de molestarse en andar bajándose los capítulos, muy probablemente los vería por la tele si se emiten tan pronto con respecto al original, con el consiguiente aumento de audiencia, e ingresos, e interés por futuras series. Si no hay paranoias respecto a los spoilers, el país extranjero podría tener los capítulos con el tiempo de antelación suficiente para doblarlos. Si no se puede, para mantener secretos o porque los capítulos se van emitiendo según se hacen, se podría tener la infraestructura para que se pudiera ver una versión subtitulada al día siguiente (eso es lo que está haciendo la peña ahora mismo, y por el morro, así que no valen excusas), y una doblada días más tarde, si el país de destino la necesita, antes de que se emita el siguiente nuevo episodio en América.

Aún más, y dando el paso adelante definitivo: ¿para qué andar buscando mercados fuera? Emite los capítulos directamente por internet, sin restricciones territoriales. Que la gente vaya a la página de la ABC, la NBC o FOX y se lo vea tan tranquilo, a la vez que uno de Arkansas o Wyoming. Incluso aunque el vídeo sea "on demand" (que el usuario lo puede comenzar y parar cuando quiera), hazlo de manera que la gente no se pueda saltar los anuncios, y habrá ingresos por publicidad. Y encima, se ahorra en intermediarios, envíos al extranjero, y demás gastos. Ahora mismo cualquier persona con una conexión a internet puede ver 'Águila Roja' o 'Gran hermano' (o los documentales de La 2, por no deprimir al personal) en cualquier lugar del mundo. ¿Por qué no se puede hacer igual con 'Fringe', 'The big bang theory' o '30 Rock'? ('Mad men', True blood' o 'Tremé' son otra cosa. Eso ya es tele de pago, que es harina de otro costal). Si toda la vida los anunciantes han pagado por anuncios a sabiendas de que la gente cambia de canal en los intermedios, ¿por qué no harían igual, o más, por internet, que llega más lejos? Y si toda la vida ha habido canales que se mantuvieron sólo a base de audiencias y publicidad, ¿por qué se empeñan en ignorar a un público al que podrían llegar, vía internet, casi sin coste? ¿Cómo hacer que la gente no se baje cosas? Ofreciéndolas tan fácilmente que no les haga falta.

Hay un montón de dinero ahí, por lo tanto. No sé con qué frecuencia los ejecutivos norteamericanos atienden a las cifras de los mercados extranjeros a la hora de hacer una serie, pero en cine el "overseas box office" se tiene muy en cuenta, y hay películas que recaudan más fuera que dentro.

Y en fin, que quizá ideas así (y no es porque la haya pensado yo, que seguro que a alguien más de la industria se le ha ocurrido) son quizá las que deberían estar discutiendo y analizando las gentes del sector en lugar de permitir rastrear IPs.

--

Escenas adicionales:

-Next, on Televicio: las primeras novedades de 2011, donde predomina el corte inglés.

-Convoco un "caption competition". Pon pie a la foto que acompaña a esta entrada. ¿Qué están diciendo Locke y Desmond mientras se bajan pelis del e-Dharma?

-También podéis contar vuestra batallita sobre cómo os vísteis el final de 'Perdidos'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada